bodas-gay de chilenos en Argentina

La entrada en vigencia de la ley argentina Nº 26.618 (promulgada el 21 de julio de 2010) que modifica el Código Civil para disponer que “El matrimonio tendrá los mismos requisitos y efectos, con independencia de que los contrayentes sean del mismo o de diferente sexo” (art. 177 inc. 2º), ha suscitado el interés de parejas de homosexuales chilenos por viajar al país vecino para contraer matrimonio en Mendoza o Buenos Aires. Conviene aclarar, entonces, las repercusiones jurídicas que tendrían dichas bodas en nuestro ordenamiento legal.

Es necesario establecer que ellas no serán reconocidas como  matrimonio en Chile. El Código Civil chileno define la institución como un contrato entre un hombre y una mujer: art. 102 CC y la Ley de Matrimonio Civil de 2004 precisa que el matrimonio celebrado en el extranjero sólo produce efectos en Chile si es entre un hombre y una mujer: art. 80 LMC. Estas previsiones se aplican tanto paras las bodas gay celebradas por chilenos que viajan para casarse en Argentina, como para chilenos residentes en Argentina e incluso para argentinos que luego de casados ingresen o pasen a residir en Chile. No se trata de matrimonios nulos cuya invalidez tenga que ser declarada por un juez. Simplemente no son matrimonios; sus contrayentes no se estimarán casados para ningún efecto legal sin necesidad de que ello sea declarado por autoridad administrativa o judicial alguna.

Si la boda gay es inexistente como unión matrimonial en Chile, tampoco se reconocerán en nuestro ordenamiento jurídico los derechos y obligaciones propias de los cónyuges: no habrá derecho ni deber de alimentos entre las partes ni se generará sociedad conyugal para los bienes adquiridos. Tampoco se generarán derechos hereditarios en caso de muerte ni derechos o deberes de seguridad social.

Más complejo puede ser el tema de la adopción. La ley argentina permite a los homosexuales casados adoptar hijos en igualdad de condiciones con los matrimonios heterosexuales. ¿Qué sucede si una pareja gay de chilenos viaja a Argentina para casarse con la consiguiente intención de adoptar un niño y retornar al país? ¿Se debe reconocer este vínculo de paternidad adoptiva en Chile? Digamos que en el estado actual de la legislación argentina esto no será posible, ya que la ley de adopción no acepta la adopción internacional (Argentina no ha ratificado la Convención de la Haya sobre esta forma de adopción). Sólo los extranjeros que acrediten cinco años de residencia antes de la solicitud de guarda en el país pueden ser considerados adoptantes (art. 315 Código Civil argentino). En todo caso, si se diera la situación, la adopción no sería reconocida en Chile, ya que es una exigencia de orden público interno que la adopción conjunta se otorgue únicamente al matrimonio compuesto por hombre y mujer (ley chilena de adopción: ley 19.620, art. 20). El niño ingresado a Chile en estas circunstancias deberá ser tulelado por las institiciones de protección de menores; y el juez, para determinar las personas que lo tendrán a su cuidado, deberá atender, no al interés de los adultos que lo han adoptado conforme a ley extranjera, sino al interés superior del niño, en conformidad al Código Civil y a la Convención Internacional de los Derechos del Niño.

About these ads
Explore posts in the same categories: Derecho de Familia

Etiquetas: , , ,

You can comment below, or link to this permanent URL from your own site.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 432 seguidores

%d personas les gusta esto: