Proyecto de ley sobre “identidad de género”

La Comisión de Derechos Humanos del Senado determinó con fecha 27 de agosto y con votos de sus integrantes: Jaime Orpis, José Antonio Gómez y Juan Pablo Letelier, aprobar en general el proyecto de ley que “reconoce y da protección a la identidad de género” (Boletín Nº 8924-07). El proyecto fue presentado por moción parlamentaria firmada por los senadores Lily Pérez, Ximena Rincón, Camilo Escalona, Ricardo Lagos y Juan Pablo Letelier.

La iniciativa pretende atender la situación de las personas transexuales, es decir, aquéllas que manifiestan padecer una discordancia entre su sexo corporal y el que les dicta su percepción psicológica. Pero va más allá y acoge en plenitud la llamada “ideología de género”, que intenta suplantar el mismo concepto de sexo como elemento definitorio de la identidad personal y social por una noción asexuada, abstracta y subjetivista de “género”. Así se observa de la definición que el proyecto hace de identidad de género: “la vivencia interna e individual del género tal como cada persona la siente profundamente, la cual podría corresponder o no con el sexo asignado al momento del nacimiento, incluyendo la vivencia personal del cuerpo (que podría involucrar la modificación de la apariencia o la función corporal a través de medios médicos, quirúrgicos o de otra índole, siempre que la misma sea libremente escogida) y otras expresiones de género, incluyendo la vestimenta, el modo de hablar y los modales” (art. 2º). Difícil encontrar una noción más amplia y elástica.  De esta manera, se permite que se haga una alteración de la partida de nacimiento en el Registro Civil para cambiar el nombre y el sexo de la persona, previa autorización del juez de familia, en una gestión no contenciosa. Para que el juez dé lugar a la solicitud, basta que se rinda información sumaria, “que acredite que él o la solicitante es conocido en sus relaciones sociales con una identidad de género que no coincide con su sexo registral” (art. 6º). No se necesita ninguna otra comprobación ni tampoco un diagnóstico médico que acredite la realidad y profundidad del transexualismo, así como el estado psicológico de quien pide la gestión o la probabilidad de que su voluntad sea definitiva o irreversible. Se prevé, en cambio, que “en ningún caso podrá el Tribunal decretar de oficio que se realicen exámenes médicos ante el Servicio Médico Legal u otra repartición para formar su convencimiento sobre la solicitud” (art. 6). No se necesita tampoco que el solicitante se haya sometido a una intervención quirúrgica o a un tratamiento hormonal para tratar de conformar su aspecto corporal al sexo deseado: “Se deja especialmente establecido que para acreditar la identidad de género y solicitar el cambio de nombre y sexo no será exigible por el Tribunal el uso de medios farmacológicos, psicológicos, psiquiátricos o de tratamientos quirúrgicos” (art. 4).

No podemos ahondar en este comentario en los múltiples problemas que generaría una ley de este tipo si llegara a aprobarse, como, por ejemplo, qué sucede si el solicitante está casado o tiene hijos: ¿el vínculo matrimonial se mantiene?; ¿el hijo pasará a tener dos madres, si su papá cambio su inscripción de nacimiento y pasa a inscribirse con sexo femenino? También se puede advertir que, mientras se discute arduamente sobre el Acuerdo de Vida en Pareja, aquí se estaría ya adelantando el matrimonio entre personas del mismo sexo biológico, e incluso sin que uno de los contrayentes tenga posibilidad de conocer que su novio o novia tiene el mismo sexo que él, pero que ha sido alterado por oden judicial: todo el trámite tiene el carácter de confidencial (art. 10).

Con todo, lo que parece más criticable es la manipulación que se hace del Registro Civil para que confunda los términos “identidad de género” con “sexo”. Toda la concepción que promueve el uso del término “género” hace incapié en que debe diferenciarse el sexo biológico del género. Por ello, el género podría no corresponder al sexo biológico. Pues bien, si esto es así, no se entiende el afán de modificar registralmente el sexo biológico para que se corresponda con un género que se siente diverso por el afectado. Cuando más, lo que habría que hacer es añadir a los datos personales que la persona se siente de un determinado género, pero no alterar la constancia oficial sobre el sexo, porque éste en realidad no cambia.

El Registro Civil cuando da cuenta del sexo de una persona no está considerando lo que la persona siente o declara acerca de él, sino constatando un hecho objetivo que existe con independencia de la subjetividad de la persona. Es un hecho que tiene importancia en las relaciones sociales del sujeto y no una circunstancia propia de su intimidad personal. La sociedad y los que se relacionan con él, tienen  derecho a conocer si están tratando con un varón o con una mujer, más allá de las formas en que cada persona puede asumir y conducir esa sexualidad.

Puede haber muchas medidas sociales, no necesariamente legislativas, que tiendan a proteger y hacer más llevadera la vida a las personas que padecen de transexualismo. Se les hace un flaco servicio, sin embargo, si se intenta enmascarar su condición, ofreciéndoles una identidad que no pasa de ser una ficción legal que nunca coincidirá con la realidad. Habrá que recordar que no hay caridad , ni tampoco justicia, sin verdad.

About these ads
Explore posts in the same categories: Derecho Civil, Derecho de Familia, Derecho de la persona

Etiquetas: , , , , , , ,

You can comment below, or link to this permanent URL from your own site.

2 comentarios en “Proyecto de ley sobre “identidad de género””

  1. Sergio Galaz R. Says:

    LLama la atención, atendidos los fundamentos del proyecto, que se admita el cambio por una sola vez; que la oposición a la solicitud pueda fundarse en perjuicio patrimonial para un tercero; y que se lleve a jurisdicción de Familia¿?, y no a la civil común.
    No habrá derecho a arrepentirse.


Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 432 seguidores

%d personas les gusta esto: