Más divorcios que matrimonios

Recuerdo que durante la discusión sobre si Chile debía aprobar legalmente o no el divorcio, algunos arguían que con ello el matrimonio saldría fortalecido y serían muchos más  los que optarían por él, al saber que casarse no significaría un compromiso tan gravoso. Los hechos, desgraciadamente, han dado la razón a los que hacíamos ver, basados en la experiencia extranjera, que el divorcio legal lejos de aumentar el atractivo del matrimonio lo desvalorizaba  y que las tasas de nupcialidad caerían, mientras se incrementarían exponencialmente las de divorcio.

No me sorprende ver que el Diario La Tercera haya informado que el 2009, sólo cinco años después de aprobada la ley de divorcio (ley Nº 19.947), la cifra de divorcios sentenciados ha superado el número de matrimonios: “Según datos proporcionados por el Poder Judicial, en 2009 los tribunales de familia decretaron el divorcio de 63.021 parejas. Durante el mismo período, el Registro Civil inscribió 57.836 nuevas uniones legales. Es decir, las parejas que se casaron el año pasado fueron 9% menos que las que firmaron para poner fin a esa unión”(Ver texto completo del reportaje). La situación es aún más dramática, ya que entre los matrimonios celebrados no se distinguen aquellos que son un primer enlace y aquellos que son una segunda unión proveniente de un divorcio. Si estos últimos se descuentan, la diferencia entre matrimonios celebrados y divorcios es mayor.

Las causas de este proceso son variadas y de orden cultural, ideológico y social. Pero no debe descuidarse el efecto que la misma ley de divorcio produce en esta desvalorización del matrimonio. Las leyes no sólo son consecuencia y reflejo de la realidad social, sino que influyen y condicionan esa misma realidad. La comunidad no es inmune a los mensajes que dan los poderes públicos sobre las conductas sociales y en este caso la señal ha sido claramente negativa en contra del matrimonio.

Una mala noticia para las familias y para toda la sociedad chilena. Ya es tiempo de reaccionar y de tomar medidas en sentido contrario, de revalorización del matrimonio estable y generoso. Las autoridades tienen la palabra.

Anuncios
Explore posts in the same categories: Derecho de Familia

Etiquetas: , ,

Responses are currently closed, but you can comment below, or link to this permanent URL from your own site.


A %d blogueros les gusta esto: