Huelga de hambre

La huelga de hambre de los mapuches formalizados por delitos terroristas invita a una reflexión sobre la licitud tanto de esta forma de protesta como de los medios que la autoridad puede hacer valer para evitar sus muertes. Sobre si es legítimo presionar a la autoridad mediante la negativa a ingerir alimentos, se podría pensar que ello depende de la justicia de la causa que impulsa a los huelguistas. Así se entendería que algunos encuentren legítima la huelga de hambre en el caso reciente de los presos políticos en Cuba, mientras que la repudien en el caso chileno: en el primero, habría una resistencia legítima a una dictadura represora y violadora de los derechos humanos; en Chile, en cambio, los mapuches tendrían todas las garantías de un Estado democrático de Derecho y serían juzgados por delitos terroristas contra las personas o los bienes, y no por una mera disidencia u oposición política. En este sentido, podría entenderse que el Gobierno de Chile haya apoyado a los huelguistas de hambre que se manifestaban contra el régimen castrista, y en cambio encuentre ilegítima e improcedente la huelga de los mapuches.

Pero esta perspectiva de análisis es difícil de mantener porque, por principio, los huelguistas llegan al extremo de atentar contra su propia vida porque consideran que lo que reclaman es justo. En el caso de los mapuches, se sostiene que la ley por la que se les formaliza es violatoria de las garantías del debido proceso y que se les ha aplicado de manera injustificada para reprimir una legítima reivindicación de sus derechos históricos como pueblo originario. Podemos discrepar de este planteamiento, pero no negar que los huelguistas, y el sector de la opinión pública que los apoya, piensan sinceramente en que su causa es justa. Por eso la idea de que la huelga de hambre es lícita o no según la legitimidad del fin que pretende no se muestra viable para resolver el problema.

Existe un forma de análisis alternativo. Más que en el fin pretendido, hay que poner los ojos en el medio utilizado para lograrlo. ¿Es la autoprivación de alimentos una conducta legítima en sí misma considerada? Si la respuesta es afirmativa entonces podrá utilizarse para cualquier fin que las personas implicadas estimen razonable. Por el contrario, si la respuesta es negativa, la huelga de hambre sería ilegítima incluso en los casos en los que se utilice por una buena y justa causa. Se aplicará, en este caso, el antiguo aforismo moral de que el fin no justifica los medios.

Llegados a este punto, arribamos a la necesidad de discernir si la vida humana es una cosa de la que cada uno dispone a su arbitrio, o si es un derecho inviolable e intangible cuyo respeto se impone no sólo a los demás sino al propio titular de la vida. A nuestro juicio, el ordenamiento jurídico chileno concibe el derecho a la vida en esta segunda concepción. La vida debe ser protegida en todas las circunstancias, incluso cuando el propio implicado intente atentar contra ella. Se entiende así que todos elogiemos al Carabinero que evita que una persona se queme a lo bonzo, y que nadie apoyaría la reclamación que pudiera hacer este en contra de quien le impidió suicidarse, con el argumento de que él era “dueño de su vida”.

Si esto es correcto, el intento de suicidarse lentamente mediante la privación de alimentos aunque sea con el fin de luchar por lo que se considera una justa causa, es siempre ilegítima. Las huelgas de hambre no se justifican ni en Chile ni en Cuba.

En consecuencia, resulta procedente que se adopten, mediante la intervención cautelar de la justicia, medidas que, con la menor violencia posible, suministren alimentación a las personas en huelga y procuren evitar el deterioro de su integridad física y salvaguarden su vida.

Anuncios
Explore posts in the same categories: Derecho de la persona

Etiquetas: , ,

You can comment below, or link to this permanent URL from your own site.

2 comentarios en “Huelga de hambre”

  1. Reinaldo Reyes Says:

    Don Hernan muy de acuerdo con su opinion expresada en este documento, le escribo por este medio, no se si sera el mas idoneo, pero necesito alguna informacion sobre el divorcio sancion, espero me pueda ayudar, mas que nada derecho comparado de esta institucion, desde antemano muchas gracias; estudiante de 4to año Derecho USS Concepcion

  2. Ignacio S. Says:

    Profesor, no había visto hasta ahora su blog. Me gustó y encuentro que lo tiene bastante producido, así que lo felicito.

    En cuanto a los mapuches, concuerdo con su opinión.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: