Alimentación forzada y libertad personal

La Tercera Sala de la Corte Suprema, el 24 de septiembre pasado, dictó sentencia en el recurso  de protección  interpuesto a favor de ocho comuneros mapuches que siguen en huelga de hambre, y autorizó a Gendarmería para adoptar las medidas necesarias para asegurar la vida de los huelguistas. Con ello la Corte ha ratificado la jurisprudencia que viene de los años ochenta de que el valor de la vida humana es superior a la libertad de quienes la ponen en riesgo, cualquiera sean las motivaciones que persigan con ello. Se entiende que entre las medidas necesarias para salvaguardar la vida está de proporcionar nutrición e hidratación a los huelguistas, coactivamente, aunque del modo menos invasivo posible.

Esta idea ha sido cuestionada desde la óptica de un pensamiento liberal, que sustenta que el Estado no debe intervenir en las decisiones autónomas que toman los individuos, aunque de ellas se pueda reportar un peligro para su vida o salud (Ver por ejemplo opinión de Lucas Sierra). La alimentación forzada sería una muestra inaceptable de un paternalismo estatal que invade ilegítimamente la esfera de libre decisión de las personas. ¿Debiera entonces el Estado abstenerse de toda acción y los tribunales negar un recurso de protección cuando el mismo afectado es quien desea atentar contra su derecho fundamental?

Junto a este liberalismo de izquierda que promueve la autodeterminación en materia de vida y conducta sexual, aparece también un liberalismo de derecha, en temas económicos. Curiosamente más o menos los mismos argumentos se han dado en contra de la ley que declaró irrenunciables los feriados del bicentenario y frente a la ideas de extender esa irrenunciabilidad a los domingos: ¿acaso no pueden los trabajadores decidir por sí mismos si quieren o no renunciar a ese día de descanso? ¿Por qué el Estado se entromete en un ámbito que puede ser mejor regulado por los particulares involucrados?

No se trata de una controversia propiamente chilena. Hace unas semanas el Senado francés aprobó el proyecto de la ley que prohíbe a las mujeres usar el velo islámico. La ley es más amplia y se refiere a toda tenida que oculte el rostro: “Nul ne peut, dans l’espace public, porter une tenue destinée à dissimuler son visage”, reza su artículo 1º (Ver texto en Legifrance). La polémica ha sido fuerte no sólo porque aquí parece intervenir el derecho a expresar las creencias religiosas, sino nuevamente porque el Estado estaría diciéndole a las personas cómo deben vestirse. ¿Una nueva forma de paternalismo?

El equilibrio entre respeto a la libertad e intervención del Estado en la vida pública para el logro de intereses colectivos y un más pleno respeto de los derechos fundamentales de todos, no es fácil de obtener. Y la simple idea liberal, sea de izquierda o de derecha, de que siempre lo mejor es que el Estado se retire, deje hacer y no interfiera en las decisiones libres de los ciudadanos, se revela no sólo como simplista sino como inviable en la práctica.

Más fructífero es explorar las razones por las cuáles el Estado puede y a veces debe coartar la autonomía de los individuos. El criterio de no dañar a otro puede ser apto para el derecho penal, pero es pobre para gestionar con justicia e eficiencia las áreas cuando la conducta individual produce menoscabos a valores esenciales de la convivencia pública. Así podrá ser atendible que mientras en Francia se prohíba la vestimenta que oculta el rostro para impedir la opresión de las mujeres, fundada en un motivo religioso poco justificado; en Chile será legítimo que se adopten medidas que impidan el deceso de los huelguistas de hambre. La vida es un bien mucho más irrenunciable que cualquier feriado.

Anuncios
Explore posts in the same categories: Derecho de la persona

Etiquetas: , , , , , ,

You can comment below, or link to this permanent URL from your own site.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: