(in)Fieles

Cuando dos personas se casan, el Oficial del Registro Civil les lee algunas disposiciones del Código Civil, la primera de las cuales dispone que “los cónyuges están obligados a guardarse fe” (art. 131) y así expresa el deber de fidelidad que implica la exclusividad afectiva y sexual que implica el pacto conyugal.

Por estos días, no obstante, parece prevalecer, al menos en algunos medios de comunicación, una corriente cultural que propicia una desvalorización creciente de este deber matrimonial. Un programa de televisión lleva justamente el nombre de “infieles” porque cuenta historias, entre eróticas y cómicas, centradas en el engaño de un cónyuge al otro. El canal estatal que, por ley debe tutelar valores como la protección de la familia, exhibe una teleserie nocturna cuyo nombre podría responder mejor a su contenido si se llamara “40 y tantos… adulterios”; todos los personajes casados que aparecen en la serie, que pretende reflejar la vida de los chilenos de cuarenta años, mienten y le ponen cuernos a su marido o mujer, ya sea con la secretaria, con la amiga con ventaja, con el sobrino, con el mejor amigo del marido, y suma y sigue.

Lo preocupante es que esta tendencia, no sólo a minusvalorar la fidelidad matrimonial, sino incluso a exaltar la infidelidad, ha sido acompañada por los cambios legislativos en materia de familia durante los gobiernos de la Concertación. En 1994 se aprobó la ley 19.335 que suprimió los delitos de adulterio y amancebamiento con lo cual la infidelidad matrimonial fue considerada como no punible. En compensación, la ley dispuso que el adulterio era una grave infracción a los deberes matrimoniales que se debía sancionarse civilmente. Pero las sanciones civiles han sido progresivamente eliminadas hasta casi desaparecer del todo. En la actualidad la única sanción efectiva del adulterio es pedir la separación judicial o el divorcio por incumplimiento de deberes matrimoniales. Pero resulta que en tales casos la ley de matrimonio civil de 2004 dispone que en caso de separación el deber de fidelidad se suspende y en caso de divorcio se extingue. En consecuencia, el cónyuge adúltero recibe como “sanción” por su conducta desleal la liberación del deber incumplido. Incluso más, en el caso de divorcio, el cónyuge cuya infidelidad ha sido comprobada en el juicio, adquiere por la sentencia la facultad de contraer matrimonio con su anterior amante, ya que la ley suprimió el impedimento de adulterio que existía en la legislación anterior y que invalidaba el matrimonio entre el cónyuge y su cómplice en el engaño marital. Es como si al empleador que no pagara la imposiciones de sus trabajadores se le impusiera como castigo el despido del trabajador y la exención de su deber de enterar las imposiciones. ¡El mundo al revés!

Habría que hacer un esfuerzo tanto a nivel cultural como legal para revalorizar la lealtad al compromiso matrimonial y a los deberes familiares. Uno de los tantos ejemplos de que no siempre lo que los medios nos muestran como la cultura dominante es la que se vive en el pueblo nos lo proporciona el caso de los mineros atrapados en la Mina San José. Han sido las familias, las mujeres de esos trabajadores, las que mantuvieron la esperanza tenaz de encontrarlos con vida y todo un país se ha conmovido por la forma en que los han acompañado durante todo este tiempo hasta lograr su rescate. Muy lejos de la imagen de la familia y del matrimonio que promueven programas como Infieles o 40 y tantos, y de leyes que parecen asumir que la fidelidad no “vende” y que es un valor pasado de moda

Anuncios
Explore posts in the same categories: Derecho de Familia

Etiquetas: , , , , , ,

You can comment below, or link to this permanent URL from your own site.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: