Declaraciones de Cardenal Medina: ¿por qué tanto escándalo?

Un vendaval de indignadas protestas produjo la declaración del Cardenal Medina sobre el caso Karadima en la que sostuvo que no era lo mismo un abuso con un niño que con un muchacho de diecisiete años, ya que este “sabe lo que está haciendo”. Los furibundos críticos alegaron que estaba relativizando la gravedad de los hechos y cuestionando la inocencia de los denunciantes, los que después de no haber sido creídos por muchos años, ahora parece que tienen el privilegio de la verdad absoluta e indiscutible.

Partamos por señalar que el decreto de la Congregación de la Doctrina de la Fe es claro en condenar a Karadima por abusos deshonestos con menores. Pero lo que se sabe en el proceso civil es que existen dos denunciantes que aseguran haber sido objeto de tocaciones en los genitales antes de cumplir la mayoría de edad: entre los 14 y los 18 años.

Lo que parece incomprensible en esta lluvia de críticas a Medina, es que no haya salido a defenderlo ninguno de los líderes del progresismo y de las organizaciones pro libertad sexual (por ejemplo, el Movilh) que sostienen que los adolescentes a partir de los 14 años deben ser autónomos para decidir sobre su vida sexual. Hace pocos meses estas personas y organizaciones apoyaron la reclamación para que el art. 365 del Código Penal fuera declarado inconstitucional porque penaliza la sodomía consentida con menores de 18 años. Se alegó que para las relaciones homosexuales debía considerarse como edad suficiente la misma que la que la ley fija para las relaciones heterosexuales, es decir, los 14 años. La mayoría del Tribunal rechazo el recurso pero hubo tres connotados ministros: Viera-Gallo, Carmona y Vodanovic que votaron a favor de los 14 años (sentencia de 4 de enero de 2011, Rol 1683-10: Ver texto de la sentencia). Por cierto, el Movilh y el progresismo liberal lamentó la decisión de la mayoría, aunque reivindicó como conquista que el Tribunal excluyera del tipo penal las relaciones lésbicas. Si se sigue su lógica, estas personas e instituciones deberían estar completamente de acuerdo con Monseñor Medina en que un muchacho de 17 años “sabe lo que está haciendo” cuando consiente en realizar acciones sodomíticas con un mayor de edad.

Y hay que agregar que la idea de la autonomía sexual a los 14 años ha ido imponiéndose en otras esferas. La ley de fertilidad (ley Nº 20.418, art. 2) dispone expresamente que los adolescentes menores de edad pueden pedir que se les proporcionen anticonceptivos de emergencia sin necesidad de autorización o consulta previa de sus padres. Noticias de prensa han dicho que la Comisión de Salud del Senado pretende en estos días ampliar esta norma a todas las cuestiones relativas a la salud reproductiva de los muchachos y muchachas.

Si esta es la idea que predomina en los sectores que se autodenominan progresistas y liberales, sorprende que rasguen vestiduras frente a declaraciones como la de Monseñor Medina, sólo porque ahora sus posiciones debieran favorecer a quien no les gustaría que beneficiaran.

Mientras no aparezcan testimonios claros de abusos deshonestos de otras personas que los denunciantes conocidos, hemos de constatar que Monseñor Medina no se ha equivocado: aunque haya delito civil por las relaciones sodomíticas con menores de edad, no tiene la misma gravedad abusar de un infante que de un adolescente casi adulto.

Esto no significa relativizar la gravedad de los hechos, porque aunque los afectados no fueran niños sino adolescentes o incluso mayores de edad deberá tenerse en cuenta la indebida presión a la que habrían sido sometidos por medio de una perversión de la dirección espiritual y de la confesión. No sabemos si esto podrá ser recogido también por la ley civil (como un nuevo delito o una agravante), pero la legislación canónica lo tomó en cuenta (delito de abuso de ministerio), y sin duda es relevante para la calificación moral de los hechos.

Anuncios
Explore posts in the same categories: Derecho de Familia, Derecho de la persona

Etiquetas: , , ,

You can comment below, or link to this permanent URL from your own site.

3 comentarios en “Declaraciones de Cardenal Medina: ¿por qué tanto escándalo?”

  1. patricio Says:

    Totalmente de acuerdo; a los 17 o 18 años ya hay discernimiento, es simplemente un caso patologico que el sr. Hamilton haya mantenido una relacion con el sr. Karadima por varios años y de repente, se de cuenta de que esta siendo abusado.Digno de estudio clinico.
    Y si hubo abuso de poder, ¿por que no estigmatizar entonces a Gabriela Mistral, que gozaba de un prestigio y poder mucho mayor que Karadima, cuando sedujo a una joven de 24 años? Si esa joven de pronto se hubiese disgustado con la Mistral ¿ no la habria acusado de “corromperla ” y de haber anulado sus posibilidades de haber sido unas joven normal, con marido e hijos?

  2. Matt Says:

    Excelente Página Web .Sigue adelante con este maravilloso trabajo .
    Contiene un enfoque muy interesante sobre el tema y los mensajes son realmente acertados.
    Simplemente señalar que estoy sorprendido por haber tropezado con esta web
    Posiblemente tienes el mejor sitio

    web sobre el tema.
    Gracias!!!!


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: