Prat, abogado

Cada 21 de mayo los chilenos conmemoramos el combate naval de Iquique y nos asombramos de heroísmo del comandante de la Esmeralda y sus hombres. Muchos historiadores piensan que esa batalla permitió que Chile saliera vencedor de la guerra del Pacífico y determinó el forjamiento de la nacionalidad chilena

La huella tan honda en el carácter de la chilenidad no fue dejada sólo por la épica lucha sino por el conocimiento de la vida de Arturo Prat Chacón, quizás el héroe más íntegro y completo con el que contamos. Marino noble, marido y padre ejemplar, cristiano con devoción mariana sin aspavientos ni beaterías, hombre sin dobleces y generoso en la amistad, aficionado a la literatura y a las artes.

A todo ello hay que agregar el amor al Derecho y a la justicia.  Arturo Prat Chacón fue el primer oficial de la Marina chilena en recibirse de abogado, el 31 de julio de 1876, cuando tenía la edad de 28 años y le restaban menos de tres años para inmolarse en la rada de Iquique.

Es seguro que en su vocación jurídica influyó su tío materno, Jacinto Chacón Barrios, reputado jurista, autor de una obra clásica en Derecho Civil: Exposición Razonada del Código Civil (1880). Don Jacinto se casó con la madre viuda de Luis Uribe y el joven Arturo vivió en su casa en Valparaíso mientras estudiaba derecho.

Se dice que Prat estudió en la Facultad de Derecho de la Universidad de Chile, pero esto no es del todo exacto. En esta época todavía la Universidad de Chile no tenía funciones docentes, sino que sólo otorgaba el grado de Licenciado en Derecho. Las clases y exámenes se daban en el Instituto Nacional o en escuelas privadas. Seguramente Prat rendía sólo los exámenes y estudiaba por su cuenta, en las pocas horas que le dejaba el resto de sus funciones en la Armada.

Para titularse el joven marino elaboró una tesis de grado sobre el tema “Observaciones a la ley electoral vigente”, en la que defiende el secreto del voto y propicia perfeccionamientos a su contenido para que cumpa su fin de “ser garantía eficaz de que el resultado de las urnas sea la fiel espresion de la voluntad nacional” (Ver texto en cybertesis uchile) . Su examen de licenciatura versó sobre la referida tesis además de una cédula que fue sorteada y que consistió en derecho romano. Con la tesis y el examen de grado, le fue conferido el grado de Licenciado en Ciencias Jurídicas el 26 de julio de 1876, por un diploma firmado por el Rector de la Universidad de Chile don Ignacio Domeyko.

El título de abogado le fue entregado por la Corte Suprema que en esos años era presidida por el ex-presidente Manuel Montt. Se cuenta que cuando llegó el licenciado a la sesión citada para examinarle y entregarle el título le informaron que se había suspendido, lo que causaba serias dificultades a un marino que no tenía la libertad para volver en cualquier otra ocasión a Santiago. Explicada la situación del postulante a don Manuel Montt, este ordenó que se constituyera la sesión ese mismo día. Al entrar a la sala, un auxiliar de la Corte le pidió que le entregara el sable, y Prat procedió a hacerlo, acatando la tradición de que las armas deben deponerse ante el Derecho. Aprobado el examen, la Corte lo invistió como abogado el 31 de julio de 1876.

Con su título instaló una oficina, junto con Julio Zenteno Barros y Juan Enrique Villegas, la que se ubicaba en el edificio de la Intendencia de Valparaíso. Compatibilizaba así sus funciones como ayudante de la Gobernación marítima, con el ejercicio de la abogacía, hasta que el estallido de la guerra en 1879 le llevó a embarcarse hacia el norte donde asumiría el mando de la Esmeralda. Allí lo esperaba la oportunidad de llevar a la máxima expresión la consigna de toda su vida: cumplir el deber, amar a Dios, su familia y su país. Gran lección para todos los chilenos, también para sus colegas abogados.

Anuncios
Explore posts in the same categories: Abogados

Etiquetas: , , , ,

You can comment below, or link to this permanent URL from your own site.

8 comentarios en “Prat, abogado”

  1. Vanessa Saavedra Says:

    Estimado profesor:
    No causa impresión alguna que un hombre tan honorable como A. Prat haya optado por una profesión, asimisma tan noble como la de abogado (al menos quedan unos pocos que asi piensan) Tengo una duda, ¿cuál era el rango de A. PRat en la armada? ¿capitán de fragata?
    Atentos Saludos,
    Vanessa.

    • hcorralt Says:

      Estimada Vanessa: no obstante, parece que en la Armada no todos veian con buenos ojos su dedicación a las leyes. Efectivamente, el grado que tenía al momento del combate era Capitán de Fragata. Sobre la personalidad de este héroe existe una estupenda biografía de Gonzalo Vial Correa, publicada por la Editorial Andrés Bello. Te la recomiendo. Hernán Corral

  2. Marcelo Zepeda Says:

    Habiendo el teniente Uribe involucrado con la esposa de un ofical inglés, durante su perfeccionamiento en Inglaterra, fue llamado a corte marcial en Chile, ningún abogado se atrevió a defenderlo, quién lo hizo?: Arturo Prat Chacón, resultado: Uribe absuelto y Prat se lleva la indignación del comandante de la escuadra: W.Rebolledo. Cuando la escuadra parte a presentar pelea en el litoral peruano, Rebolledo se cobra venganza, designando a nuestro máximo héroe a cargo del bloque del puerto peruano de Iquique, Esperaba, con ello, que Prat no fuera parte de la gloria de la victoria en que la escudra nacional vencería a su enemigo en sus propias aguas. La historia estaba escrita. Felicitaciones a los que eligieron la profesión de abogado, el desafío sólo es superado por la responsabilidad intrínseca.
    Marcelo Zepeda Montalva, profesor de finanzas UCN-UST Antofagasta

  3. MW. YEVENES Says:

    Estimado profesor, leí gustosamente su post de PRAT, y de conformidad a lo que he leído, efectivamente el Almirante William Rebolledo habría designado al Comandante a la entonces triste misión del bloqueo de Iquique en pos de restarle mérito a todo lo que ya a la fecha significaba la figura de don Arturo Prat.
    Debo comentar que conozco muy de cerca la vida de a bordo y de conformidad a ello puedo dar fe de que la marina de hoy querido profesor, no dista mucho de lo que fue en torno a no mirar con buenos ojos a un marino que se perfecciona estando en las filas, tal como fue el caso del distinguido Abogado de apellidos PRAT CHACÓN, quien a pesar de todas las dificultades nos legó su ejemplo y una noble abnegación por el Derecho.

    Un abrazo fraternal.

    M.W. YEVENES
    ABOGADO
    Marino de vocación


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: