El dueño de “Willy Sabor”

Los medios anunciaron que el animador de radio y televisión conocido como Willy Sabor tendrá que buscarse otro nombre (en twitter fue trending topic con proposiciones de nuevos nombres). La razón es que Guillermo González Bravo no es el “dueño oficial” de su seudónimo artístico. Este le pertenece a la empresa IberoAmericana, consorcio al cual pertenece la Radio Corazón, donde el animador ha trabajado por más de diez años. Al hacer el anuncio de que renunciaría a Corazón para pasar a la nueva radio Candela que comenzaría a funcionar en 2012, su empleador anterior le advirtió que no podría seguir usando el apelativo con el que se hiciera conocido.

Este tipo de conflictos se suscitan con cierta frecuencia en el medio artístico. Recordemos que Cristián Warnken no pudo seguir usando la frase “la belleza del pensar” para su programa televisivo cuando se cambió de canal 13 a TVN. Y, más atrás, Marcelo impidió a sus colegas seguir usando los personajes que se habían hecho conocidos en su programa infantil Cachureos.

Tratemos de aclarar el tema desde el punto de vista legal. En primer lugar, ¿es posible que alguien tenga propiedad sobre un nombre, un apodo o seudónimo? Las palabras como tales no son cosas susceptibles de apropiación, por ello nadie puede negarse a que otra persona tenga el mismo nombre de pila o incluso el mismo apellido. Pero si las palabras que conforman el nombre real, literario o artístico se utilizan como un signo distintivo de un producto o servicio (una fragancia, un juguete, un programa de televisión, una tienda), entonces puede considerarse una “creación del talento o del ingenio” y, según el Código Civil, existe una especie de propiedad sobre lo que es una cosa abstracta o intelectual pero útil (art. 584). La Constitución también asegura esta forma de propiedad (art. 19 Nº 25). Pero ¿cómo saber quién es el dueño de esta “cosa intelectual”? Aquí surge una división entre el derecho de autor (propiedad intelectual) y las marcas e invenciones (propiedad industrial). A grandes rasgos, la propiedad intelectual protege las obras del intelecto en cuanto vinculadas a la literatura, las artes y actividades no directamente productivas; en cambio, la propiedad industrial se refiere a productos del ingenio que se usan en el comercio y en la producción de bienes y servicios.

En el caso, la frase “Willy Sabor” es una cosa intelectual que sirve para identificar a un personaje radial y televisivo, por lo que es aplicable la propiedad industrial, concretamente en el rubro de marcas comerciales. Según el art. 19 de la ley respectiva (la ley Nº 19.039, texto refundido por D.F.L. Nº 3, de 2006), la marca comercial es todo signo susceptible de representación gráfica que sea capaz de distinguir en el mercado productos, servicios o establecimientos industriales o comerciales. La ley permite que se registren como marcas “el nombre, el seudónimo o el retrato de una persona natural” si el aludido o sus herederos otorgan su consentimiento (art. 20 letra c). La marca pertenece a quien la haya registrado por un período de 10 años, renovables (art. 24).

Según declaraciones del afectado (ver: Reportaje de “Secreto a Voces”), él registró su seudónimo como marca pero luego la cedió a Iberoamerica y, por esto, de acuerdo con el art. 14 de la ley, esta empresa es la titular de la marca “Willy Sabor” y tendría derecho a oponerse a que terceros utilicen, sin su consentimiento, marcas idénticas o similares para productos, servicios o establecimientos idénticos o similares a aquellos para los cuales se concedió el registro (art. 19 bis D). Lo paradójico es el quien originó el nombre artístico ahora sea considerado tercero por el hecho de que ya no trabaje en la empresa que tiene la titularidad de la marca.

Como puede verse, la legalidad favorece a Iberoamericana y obliga al animador a abandonar el apelativo que lo hizo famoso. Pero cabría advertir que los derechos subjetivos, y entre ellos la propiedad, no pueden ejercerse de cualquier modo. Existe la doctrina del abuso del derecho para los casos en los que el titular utiliza el derecho para obtener resultados que son excesivos o desviados en cuanto al interés jurídico que legitima la asignación del derecho. Cabría preguntarse en este caso, ¿cuál sería la razón por la que Iberoamericana impediría al animador seguir usando su apodo? Está claro que no existe posibilidad de que pueda emplearlo en otra persona o programa, dada las características singulares que en imagen y voz tiene el personaje original. Con ello, parece que la negativa a ceder o permitir el uso de la marca no tiene otra explicación que la de perjudicar, causar daño, al animador y restringir ilegítimamente su libertad para emplearse con otro consorcio radial. De este modo, la prohibición de utilizar la marca respecto de quien la hizo distintiva podría calificarse de abusiva y no produciría efectos jurídicos.

Pero esto requeriría una controversia judicial. Podría evitarse si Ibeoramericana, en gratitud de los servicios prestados, cede gratuitamente la marca al animador o, si éste o su nueva empresa, la compra por un valor razonable.

Anuncios
Explore posts in the same categories: Derecho Civil, Derechos reales

Etiquetas: , , , , ,

You can comment below, or link to this permanent URL from your own site.

9 comentarios en “El dueño de “Willy Sabor””

  1. Rodrigo Cooper Says:

    Buena aproximación al tema, pero ¿ por qué señala que la radio podría cerer gratuítamente los derechos al locutor, “por los servicios prestados”¿

    Partamos de la base que el locutor fue justamente remunerado por sus servicios.

    • hcorralt Says:

      Gracias por el comentario, sobre todo proviniendo de un experto en el tema. Mi sugerencia de cesión gratuita no se basa en el trabajo prestado que, como se dice, ya fue remunerado, si no más bien en un reconocimiento del compromiso y la entrega del animador, así como de su trayectoria (más de 10 años), en la radio Corazón.

  2. erick Says:

    espero que la radio corazon por el bien de ellos y de sus dos emisoras grandes le den el agrado a willi sabor de ocupar su nombre artistico, de no ser asi, la ciudadania les pesara,pòr ejemplo cada persona en vivo diera apoyo a wili que pasaria, estarian dispuesto a correr el riesgo que significa, tener en contra a medio chile por el tema. llamando por telefono.-


  3. Es una pena x la radio no van a servir asi todo chile va a es tar en contra de ellos por lo de wiily sabor yo soy una qe escushaba esa radio pero ya no lo are.

  4. Verena Says:

    Buenas tardes, una consulta, porque Guillermo Gonzalez Bravo cedio el Suedonimo a Ibero Americana ??

  5. daniel Says:

    buenas noches, quisiera consultar cual fue la resolución del caso, en que se encuentra hoy en día?? fue cedido nuevamente a Guillermo adres??


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: