La “conciliación” fallida de La Polar

La jueza titular del Primer Juzgado de Letras en lo Civil de Santiago resolvió, sorpresivamente para abogados y para el SERNAC, no aprobar el “acuerdo conciliatorio” presentado por el abogado y mandatario común de un grupo de consumidores demandantes y las sociedades de la empresa La Polar (Inversiones c.s.g. s.a y Corpolar s.a.).

En realidad, no era apropiado el nombre de “acuerdo conciliatorio”, porque no se trataba de una conciliación. Procesalmente se distinguen tres maneras de terminar un litigio por medio de un acuerdo entre las partes litigantes: la transacción, la conciliación y el avenimiento. La conciliación es el acuerdo al que llegan las partes ante el juez por iniciativa de éste que los llama a intentar poner fin al proceso concediendo en sus pretensiones. El avenimiento también se da en el proceso judicial, pero por iniciativa de las mismas partes. La transacción, en cambio, es un contrato que se celebra fuera del juicio, aunque luego se presenta ante el juez para que éste lo apruebe y así pueda ejecutarse como si fuera una sentencia.

A nuestro parecer lo que se presentó al juez en el caso La Polar fue un contrato de transacción. En derecho, las cosas son lo que son y no lo que se dice que son. Pero, más allá de la denominación, interesa observar si el juez puede rechazar el acuerdo al que han llegado las partes para poner fin al juicio y así imponer a ellas su continuación. Por regla general, el juez debe limitarse a controlar si la conciliación, avenimiento o transacción se ha realizado de acuerdo con las formas prescritas para ello pero sin entrar a calificar las estipulaciones de fondo. Por excepción, la ley otorga al juez mayores poderes para valorar y considerar si el contenido del acuerdo respeta ciertos principios o normas que se estiman indisponibles por la simple voluntad de las partes, como sucede en los procesos de familia y en los juicios colectivos del consumidor.

Hay que tener presente que la característica principal de los juicios colectivos es que aunque el SERNAC, asociaciones de consumidores o un grupo de más de 50 personas pueden demandar a un proveedor por infracciones a la Ley Nº 19.496, de Protección de Derechos del Consumidor, la sentencia (o el acuerdo que la sustituya) va a afectar no sólo a los demandantes sino a todos los consumidores que hayan sido víctimas de los mismos hechos, salvo aquellos que expresamente hayan reservado sus derechos para plantearlos en un juicio propio. Es una sentencia que tiene eficacia general (erga omnes) y que hace excepción al principio de relatividad de la sentencia judicial (art. 3 del Código Civil).

Se justifica, en consecuencia, que un acuerdo entre demandantes y demandados sea controlado por el juez para que no termine perjudicando a consumidores que no hayan concurrido al proceso y a los cuales les pueda ser oponible esa decisión. La Ley del Consumidor señala expresamente que “todo avenimiento, conciliación o transacción deberá ser sometido a la aprobación del juez” y agrega que éste “puede rechazarlos si los estima contrarios a derecho o arbitrariamente discriminatorios” (art. 53 B inc. 3). Esta fue la norma que invocó la jueza del Primer Juzgado Civil para rechazar la transacción presentada. Sus objeciones fueron: primero, que el acuerdo quedaba sujeto a una condición (un aumento de capital de La Polar que debería aprobar la Junta General de Acreedores) que le restaba certidumbre; segundo, que el abogado que actuaba por los demandantes involucrados en el acuerdo, en cuanto procurador común, no había demostrado que hubiera consultado la voluntad de sus mandantes como lo exige el art. 15 del Código de Procedimiento Civil; tercero, que el SERNAC, el primer demandante de juicio (al que después se unieron otros) no concurría en el acuerdo. La más importante, sin embargo, a nuestro juicio, fue una cuarta razón: la transacción se presentaba antes de que procediera el trámite de notificación por publicación de avisos a todos los consumidores afectados, notificación que permite a estos decidir si se someten a lo que se resuelva en ese juicio colectivo o reservan sus derechos para plantearlos en otro proceso, para lo cual tienen un plazo de 20 días (art. 53) (texto de resolución en pdf). Aunque las tres primeras objeciones pudieran discutirse, sin duda en esta última la magistrada tiene toda la razón. Sería contrario a derecho y discriminatorio que un acuerdo se pudiera oponer a consumidores que no tuvieron la posibilidad de comparecer al proceso ni expresar su voluntad de no ser afectados por lo que ocurra en él.

Como se sabe el SERNAC pretende presentar otra transacción; con la experiencia de lo sucedido es de esperar que no contenga las deficiencias que conspiraron contra la aprobación de la primera. Entre ellas está la de practicar la gestión de avisar a los consumidores eventualmente afectados, lo que puede demorar el trámite, contra los intereses de La Polar que pretende aclarar y limitar sus pasivos. Existen buenas razones, por tanto, para que ambas partes agilicen al máximo el proceso para que pueda producirse un acuerdo entre todos los demandantes y la empresa, que libre a esta de la quiebra y favorezca los intereses de los consumidores perjudicados por la práctica masiva de repactaciones automáticas.

Anuncios
Explore posts in the same categories: Abogados, Contratos, Derecho Público, Responsabilidad Civil

Etiquetas: , , , , , , , , , ,

You can comment below, or link to this permanent URL from your own site.

2 comentarios en “La “conciliación” fallida de La Polar”

  1. Pablo Says:

    Muy educativo su blog don Hernán, lo leo siempre y aprendo bastante. Saludos.

    • hcorralt Says:

      Muchas gracias. Ese es justamente mi propósito. Aunque no se concuerde con mis opiniones, ni es lo que pretendo, sí aportar materiales para profundizar conceptos y subir el nivel del conocimiento jurídico.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: