Londres 2012: Juegos, leyes y contratos

Han comenzado, con una espectacular y británica ceremonia de inauguración en el London Olympic Stadium, los juegos olímpicos de Londres 2012. Se trata de competencias deportivas, pero que siguen recibiendo el tradicional nombre de “juego”. Se ha dicho que el juego es una actividad esencial para todo ser humano: por cierto, para los niños, pero también para los adultos. El Diccionario de la Real Academia define el juego como: “ejercicio recreativo sometido a reglas, y en el cual se gana o se pierde”. Tres elementos parecen configurar el juego: la recreación, su ajuste a reglas, y la competencia en que alguno pierde y otro gana.

Cuando al juego se une la obligación de entregar una prestación pecuniaria (premio), el juego se transforma en un contrato, es decir, una convención o acuerdo entre los jugadores que crea obligaciones recíprocas. Una primera obligación es la de pagar una cantidad de dinero para participar en el juego; la segunda es la de pagar el premio al o a los ganadores. Por cierto no hay proporción entre lo que se paga por participar y lo que se recibe por ganar. Por eso, el contrato de juego es calificado como un contrato oneroso (va en utilidad de todas las partes) pero aleatorio: el equivalente consiste en una contingencia incierta de ganancia o pérdida.

El juego en el que interviene el lucro ha sido siempre mirado con desconfianza por el legislador, no porque sea inmoral en sí mismo, pero sí porque excita las pasiones de los jugadores y puede fomentar conductas viciosas. Modernamente, se ha identificado una patología psicológica asociada al juego; una especie de adicción llamada ludopatía, que es un riesgo para la salud y el patrimonio de las personas y sus familias.

La ley civil chilena distingue diferentes tipos de contratos de juego: los prohibidos, los tutelados parcialmente y los plenamente tutelados. Están prohibidos: tienen objeto ilícito, los juegos de azar, es decir, aquellos en los que el ganador es determinado por la suerte. Los juegos en los que predominan las habilidades intelectuales (ajedrez, bridge) son válidos, pero no dan acción civil al ganador para cobrar el premio. Finalmente, los contratos de juego en los que predomina la destreza corporal o física, son contratos tutelados igual que los demás y otorgan acciones para exigir su cumplimiento ante los tribunales (cfr. arts. 2259 y ss. del Código Civil). Por su parte, el Código Penal sanciona las loterías y la organización y concurrencia a casas de juego de suerte, envite o azar (arts. 275 a 279). El art. 279 del Código Penal dispone que “El dinero o efectos puestos en juego y los instrumentos, objetos y útiles destinados a él caerán siempre en comiso”.

Sin embargo, existen leyes especiales que autorizan la realización de determinados juegos de azar. La principal es la ley Nº 19. 995, de 7 de enero de 2005, que establece las bases para la autorización, funcionamiento y fiscalización de casinos de juegos en las regiones del país (Ver texto). Esta ley fue reformada en 2011 por la ley Nº 20.549, de 2 de noviembre de 2011, para permitir que las naves extranjeras de turismo que tengan casinos de juegos puedan seguir funcionando mientras atraviesan aguas sometidas a la jurisdicción chilena.

Es claro que estas normativas especiales excluyen la aplicación de las sanciones penales de los juegos ilícitos. La ley Nº 19.995 declara expresamente que “a las actividades que se realicen de conformidad con esta ley no les serán aplicables los artículos 277, 278 y 279 del Código Penal” (art. 56). Pero ¿qué sucede con las regulaciones civiles? En su momento, Ramón Meza Barros sostuvo que, al no hacer excepción a las normas civiles, sino sólo a las penales, estas leyes no excluían la aplicación de las reglas civiles, entre ellas la que prescribe la nulidad del contrato de juego de azar por objeto ilícito. Si así fuera, por ejemplo, el casino podría negarse a pagar la ganancia efectuada por algún jugador oponiéndole la excepción de nulidad. Es más, el jugador no podría pedir que se le restituyera el valor de la entrada, ya que según el art. 1468 del Código Civil, no se puede pedir restitución de lo que se ha dado o pagado por un objeto ilícito a sabiendas.

Nos parece que una interpretación que lleva a resultados como estos, que son absurdos e incomprensibles para el ciudadano común, debe ser descartada. Las leyes especiales no sólo excepcionan a los juegos ilícitos de las sanciones penales sino también de las civiles. Debe entenderse, por tanto, que tratándose de estos juegos especialmente regulados, el contrato que les da sustento, es válido y eficaz.

Volviendo a las Olimpiadas de Londres 2012, aunque se trate de juegos en los que predomina la destreza corporal, y por lo tanto lícitos y eficaces en el plano civil, lo cierto es que trascienden la legislación propia de los juegos e incluso el derecho nacional de cada Estado. Se trata de una regulación deportiva que prima por sobre la del juego, incluso a nivel nacional (cfr. Ramis, María Lourdes, Régimen jurídico del juego, Marcial Pons, Madrid, 1992), y que, tratándose de competencias internacionales, son regidas por una especie de ordenamiento jurídico singular no gubernamental: las reglas y los sistemas de sanciones y procedimientos aprobados por el Comité Olímpico Internacional (sitio web).

Anuncios
Explore posts in the same categories: Contratos, Derecho Civil, Obligaciones

Etiquetas: , , , ,

You can comment below, or link to this permanent URL from your own site.

One Comment en “Londres 2012: Juegos, leyes y contratos”


  1. Muy buena columna don Hernán, justamente un tema que quería investigar. Saludos de un ex alumno suyo. Fco Salas.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: