Duelo nacional por Chávez

La muerte de Hugo Chávez, el controvertido Presidente de la por él rebautizada como República Bolivariana de Venezuela, provocó distintas reacciones entre partidarios y detractores. Chile no ha estado exento de la polémica.  Muchos se sorprendieron que el gobierno de Sebastián Piñera, de signo ideológico contrario al de Chávez, decretara tres días de duelo nacional: el Decreto Supremo Nº 1026, del Ministerio del Interior, publicado en el Diario Oficial el 7 de marzo de 2013, declaró ese duelo por los días 6, 7 y 8 de marzo de 2013 y estableció que en tales fechas se izaría el Pabellón Nacional a media asta en las sedes del Gobierno, en las oficinas y reparticiones públicas y en las unidades de las Fuerzas Armadas y de Orden y Seguridad Pública. Se suspendieron los actos y ceremonias de Gobierno que revestían el carácter de festejo, aclarándose que no se incluían aquéllos de naturaleza conmemorativa. También se facultó a las personas y entidades particulares para izar el Pabellón Nacional a media asta en los edificios, residencias o establecimientos de carácter privado durante los mismos días.

De inmediato surgieron críticas que manifestaban que un duelo nacional por tres días resultaba excesivo ante una personalidad como Chávez. Hasta el ex ministro de Relaciones Exteriores Hernán Felipe Errázuriz escribió en El Mercurio que un día de duelo hubiera sido más que suficiente (9 de marzo de 2013, A-3: ver texto).

Pero, ¿tenía el gobierno tenía la alternativa de no declarar duelo nacional o de hacerlo por menos días en un caso como éste? Para responder la cuestión es necesario consultar el Reglamento de Ceremonial Público y Protocolo, actualmente contenido en el Decreto Supremo Nº 537, de 5 de diciembre de 2001, Ministerio de Relaciones Exteriores (D. Of. 16 de agosto de 2002). En este Reglamento se dispone que “Tan pronto como se reciba la noticia del fallecimiento del Jefe de Estado de un país con el cual Chile mantenga relaciones diplomáticas y en el evento que se declare duelo nacional u oficial, se izará a media asta el Pabellón Nacional en la Sede de Gobierno y el edificio del Ministerio de Relaciones Exteriores. El Presidente de la República y el Ministro de Relaciones Exteriores enviarán mensajes de condolencias al Jefe de Gobierno respectivo” (art. 74). De acuerdo con esta disposición, el gobierno, ante el deceso de un Jefe de Estado, puede no declarar duelo alguno, declarar duelo nacional o declarar duelo oficial. ¿Cuál es la distinción entre duelo nacional y duelo oficial? Conforme a los arts. 82 y siguientes del Reglamento, la diferencia sustancial es la extensión del duelo: mientras el duelo nacional es de tres días o más, el duelo oficial dura sólo de uno a dos días.

Descartada la posibilidad de no decretar ningún duelo –que nadie ha propiciado–, el gobierno no podía declarar duelo nacional por menos de tres días; su única opción era declarar duelo, no nacional, sino sólo oficial. Pero en estas materias los precedentes en el tiempo constituyen un criterio relevante para evitar medidas que puedan considerarse ofensivas o inamistosas en el ámbito de las relaciones exteriores. La práctica chilena más reciente parece indicar que cuando fallece un jefe de Estado de un país con el cual se mantienen relaciones diplomáticas lo que debe decretarse es duelo nacional, no meramente oficial. Cuando murió Juan Pablo II, que además de Sumo Pontífice de la Iglesia Católica era Jefe del Estado Vaticano, se decretó duelo nacional (Decreto 738, de 2005). Incluso tratándose de ex jefes de estado ese es el duelo que se ha elegido: así sucedió ante el fallecimiento de los ex presidentes argentinos, Néstor Kirchner (Decreto 3667, de 2010) y Raúl Alfonsín (Decreto 1713, de 2009).

Atendido lo anterior no puede reprocharse al Presidente Piñera que, ante el fallecimiento de Hugo Chávez, haya decretado duelo nacional. Con todas las críticas que pueda merecer el liderazgo político del desaparecido presidente venezolano, lo cierto es que se trataba de un Jefe de Estado con el cual Chile mantiene relaciones diplomáticas.

No puede decirse, en consecuencia, que haya sido una medida exagerada o desproporcionada. La duración de tres días del duelo es la mínima que admitía reglamentariamente esa declaración y la práctica nacional no hubiera permitido, so pena de inferir un agravio internacional poco justificable, decretar duelo oficial en vez de duelo nacional.

Anuncios
Explore posts in the same categories: Derecho Público

Etiquetas: , , , , , ,

You can comment below, or link to this permanent URL from your own site.

2 comentarios en “Duelo nacional por Chávez”

  1. hac Says:

    Clarificador artículo.
    slds


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: