Navidad e inscripción del nacimiento de un niño fuera del lugar de residencia de su familia

Con la fiesta de la Navidad, el mundo ha celebrado una vez más el nacimiento de un niño Jesús en Belén de Judea, hace más de dos mil años. María, su madre, y José, su padre adoptivo, no residían en Belén sino en la ciudad de Nazaret, de la región alta de la Palestina llamada Galilea. La razón de que el parto tuviera lugar fuera del lugar de residencia del matrimonio fue el censo ordenado por César Augusto. Siguiendo las costumbres judías, José se trasladó a Belén para registrarse en la ciudad de donde era nativo el rey David, a cuya casa o descendencia pertenecía. Estando en Belén, y sin que hubiera sitio en la posada, el niño nació en un establo donde se refugió la pareja para que María pudiera dar a luz. Así lo relata el Evangelio de Lucas: “cada uno iba a inscribirse a su ciudad de origen. José, que pertenecía a la familia de David, salió de Nazaret, ciudad de Galilea, y se dirigió a Belén de Judea, la ciudad de David, para inscribirse con María, su esposa, que estaba embarazada. Mientras se encontraban en Belén, le llegó el tiempo de ser madre; y María dio a luz a su Hijo primogénito, lo envolvió en pañales y lo acostó en un pesebre, porque no había lugar para ellos en el albergue” (Lucas 2, 3-7). En esa época no existía la inscripción de nacimiento en el Registro Civil, pero es probable que José haya inscrito en el censo también al niño recién nacido.

La historia del nacimiento de Jesús, rememorada por las fiestas de fin de año, nos da pie para destacar una modificación de nuestra Ley de Registro Civil que puede haber pasado desapercibida, ya que se realizó a través de un artículo del título “Disposiciones varias” de la ley Nº 20.584, que reguló los derechos y deberes de las personas en relación con acciones vinculadas a su atención en salud, la llamada “Ley de Derechos y Deberes de los Pacientes”. Se trata del art. 39 de dicha ley por el cual se efectúan modificaciones a los arts. 3 y 31 de la Ley de Registro Civil.

El art. 3 determina que en el Libro de Nacimientos del Registro Civil se inscribirán en primer lugar los nacimientos que ocurran en el territorio de cada comuna. La reforma agrega que “El padre o la madre, al requerir esta inscripción, podrá solicitar que, junto con anotarse la comuna en que nació su hijo, se registre, en la misma partida, la comuna o localidad en la que estuviere avecindada la madre del recién nacido, la que deberá consignarse como lugar de origen de éste”. En coherencia con esta disposición, se reforma también el art. 31 de la Ley de Registro que enumera las indicaciones que debe contener la partida o inscripción de nacimiento: 1.º Hora, día, mes, año y lugar en que ocurrió el
nacimiento; 2.º El sexo del recién nacido; 3.º El nombre y apellido del nacido, que indique la persona que requiere la inscripción; 4.º Los nombres, apellidos, nacionalidad, profesión u oficio y domicilio de los padres, o los del padre o madre que le reconozca o haya reconocido. Ahora se agrega el siguiente número: “5º. La comuna o localidad en la que estuviere avecindada la madre del recién nacido deberá consignarse tanto en esta partida, cuanto en el certificado de nacimiento, como lugar de origen del hijo”. Habrá que precisar, teniendo en cuenta lo señalado en el reformado Nº 1 del art. 3, que esta mención se incluirá en la partida cuando ella sea solicitada por el padre o madre que requiera la inscripción, pero no cuando ésta sea requerida por un tercero.

Según la historia de la ley, esta modificación fue introducida mediante una indicación de los diputados Lobos, Monsalve, Palma y Robles, durante el primer trámite constitucional en la Comisión de Salud de la Cámara de Diputados. Se fundamentó haciendo ver que la mayoría de los hospitales cuentan con servicios de atención obstétrica dentro de un determinado horario, lo que produce que mujeres que necesitan dar a luz deban concurrir a establecimientos en comunas vecinas. Como la Ley de Registro Civil determina que el nacimiento se inscriba en la oficina del Registro de la comuna en la cual se produce, se habría ocasionado un estancamiento en las tasas de natalidad de comunas que no cuentan con atención obstétrica permanente. El informe de la Comisión agrega, además, que “se hizo presente que la propuesta busca dar solución al problema y resguardar la pertenencia de las personas a su comuna, aun cuando se haya nacido circunstancialmente fuera de ella” (Biblioteca del Congreso Nacional, Historia de la Ley Nº 20.584, p. 108).

A pesar de que durante la tramitación se hizo ver que había otras iniciativas legales que abordaban el problema, la norma se mantuvo en el proyecto de Ley de Derechos y Deberes de los Pacientes, hasta adquirir su redacción definitiva con una indicación del senador José Antonio Gómez.

Digamos, finalmente, que la reforma comenzó a regir, conforme al artículo transitorio de la ley Nº 20.584, el 1º de octubre de 2012, esto es, el primer día del sexto mes siguiente al de su publicación en el Diario Oficial, lo que se efectuó el 24 de abril de 2012.

Aunque es dudoso que la reforma tenga el impacto que sus auspiciadores deseaban sobre las estadísticas y el recuento comunal de las tasas de natalidad, no deja de ser positivo que se deje constancia del lugar de origen de la familia del nacido cuando éste no coincida, por circunstancias accidentales, con el del parto.

Mal que mal, incluso al niño nacido en Belén se la conocerá hasta el día de hoy como Jesús de Nazaret.

Anuncios
Explore posts in the same categories: Derecho de Familia, Derecho Público

Etiquetas: , , , , ,

You can comment below, or link to this permanent URL from your own site.

2 comentarios en “Navidad e inscripción del nacimiento de un niño fuera del lugar de residencia de su familia”

  1. Camilo Isla Says:

    Que notable Don Hernán Corral, un Maestro que no deja de sorprenderme con cada publicación, en donde con gran capacidad y visión sincroniza el Derecho con situaciones cotidianas que no vemos con mayor trasfondo en nuestras incipientes mentes, agregando mucha didáctica y reflexión. Sin lugar a dudas uno de los Insignes Maestros del Derecho en Chile. Toda mi admiración en días donde se admira e idolatra aquello que no transciende ni tiene mérito.

    Un humilde aprendiz y estudiante.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: