Ofensas al pudor y suspensión de la pena

Después del desistimiento de Claudia Peirano para asumir como subsecretaria de Educación en el próximo gobierno de Michelle Bachelet, la atención se ha centrado en otros nombres de futuros funcionarios que también han sido cuestionados. Entre ellos está el del próximo subsecretario de Bienes Nacionales, quien, según un reportaje del diario La Tercera, fue condenado en un proceso penal por ofensas al pudor el año 2011 (Ver reportaje). En concreto se le habría impuesto una multa por haber tocado con su manos los glúteos de una mujer mientras ésta descendía el Metro en la estación Baquedano.

Desde el Partido Radical, tienda a la que pertenece el futuro subsecretario, se ha dicho que se trató de un malentendido y que, en todo caso, la pena fue suspendida y la sentencia dejada sin efecto por sobreseimiento definitivo.

Conviene esclarecer exactamente el alcance de esta “suspensión de la pena” para efectos de verificar si realmente puede asumirse que ese proceso por ofensas al pudor no puede tener ningún efecto.

Hemos de constatar, en primer lugar, que la Fiscalía en este caso consideró que no se configuraba el delito del art. 373 del Código Penal, que castiga a los que ofendieren el pudor o las buenas costumbres, probablemente porque la ley requiere que la ofensa se realice “con hechos de grave escándalo o trascendencia”, lo que no se daría en el caso en comento. Se procedió, en consecuencia, a imputar la falta contemplada en el art. 495 Nº 5 del Código Penal, que establece que será sancionado con multa de una unidad tributaria mensual: “El que públicamente ofendiere el pudor con acciones o dichos deshonestos”. El proceso se instruyó conforme al procedimiento simplificado (monitorio) ante el juez de garantía según los arts. 388 y siguientes del Código Procesal Penal. El requerimiento debió haber sido efectuado por la víctima, ya que así lo dispone el art. 390 inc. 3º del mismo Código tratándose de este tipo de falta.

En este procedimiento simplificado está previsto que el juez que sentencia declarando la culpabilidad del imputado pueda suspender la pena. El art. 398 del Código Procesal Penal dispone: “Cuando resulte mérito para condenar por la falta imputada, pero concurrieren antecedentes favorables que no hicieren aconsejable la imposición de la pena al imputado, el juez podrá dictar la sentencia y disponer en ella la suspensión de la pena y sus efectos por un plazo de seis meses”. En su segundo inciso, la norma agrega que “Transcurrido el plazo previsto en el inciso anterior sin que el imputado hubiere sido objeto de nuevo requerimiento o de una formalización de la investigación, el tribunal dejará sin efecto la sentencia y, en su reemplazo, decretará el sobreseimiento definitivo de la causa”.

De acuerdo con el tenor literal del inciso segundo –así como del epígrafe del artículo: “suspensión de la imposición de condena por falta”– pareciera que podría sostenerse que, al cumplir las condiciones en el plazo legal, el imputado no sólo se libera de cumplir la pena, sino de la misma condena penal, ya que se señala que el juez debe dejar “sin efecto” la sentencia condenatoria y decretar “en su reemplazo” el sobreseimiento definitivo de la causa. No obstante, esta interpretación literal debe corregirse conforme al sentido de la institución tal como quedó plasmada en el inciso primero: la condena ya se ha pronunciado, y lo que se suspende es el cumplimiento (la ejecución) de la pena; si el condenado cumple lo exigido, la responsabilidad penal se extingue y, por ello, procede el sobreseimiento definitivo. Es lo que se deduce de la historia del establecimiento del precepto que, en su origen, estaba en el art. 564 del antiguo Código de Procedimiento Penal, pero en éste se autorizaba al juez a suspender no la pena, sino “la condena”. El Senado modificó el proyecto del Ejecutivo que mantenía esta fórmula, porque en este supuesto no se estaba ante la suspensión del procedimiento, de modo que el juez debía dictar la sentencia aplicando la condena y luego suspender la pena y sus efectos. Por ello, los profesores María Inés Horvitz y Julián López entienden que no se trata propiamente de suspensión de la condena, sino más bien de una medida alternativa a la pena análoga a la remisión condicional prevista en la ley Nº 18. 216 (Horvitz, María Inés y López, Julián, Derecho procesal penal chileno, Edit. Jurídica de Chile, Santiago, 2004, t. II, p. 493).

Siendo así se comprende que, pese al sobreseimiento, la condena se mantenga e incluso no se omita en el certificado de antecedentes cuando sea solicitado para el ingreso a las Fuerzas Armadas, Carabineros o Gendarmería o se requiera en un proceso penal (art. 38 ley Nº 18.126). Por otro lado, la sentencia condenatoria podrá ser usada para pedir indemnización de perjuicios en sede civil por parte de la víctima, como lo establece expresamente el inc. 3º del art. 398: “Esta suspensión no afecta la responsabilidad civil derivada del delito”. En este sentido, los efectos de la suspensión de la pena pueden asimilarse al indulto, que también produce la extinción de la responsabilidad penal aunque ella haya sido establecida por sentencia condenatoria firme. Para estos casos, el art. 93 Nº 4 del Código Penal, advierte que “La gracia del indulto sólo remite o conmuta la pena; pero no quita al favorecido el carácter de condenado para los efectos de la reincidencia o nuevo delinquimiento y demás que determinan las leyes”.

En consecuencia, la situación jurídica del subsecretario es que fue condenado por la falta de ofensas al pudor, se le declaró culpable pero se le suspendió la pena, la que, en aras a su buen comportamiento durante un período de 6 meses, le fue remitida o perdonada.

No hay inhabilidad jurídica para que asuma el cargo para el cual ha sido designado, pero otra cosa es si, desde un punto de vista ético y político, es razonable que así lo haga, atendida la sensibilidad social que existe sobre el tipo de falta por la que fue condenado.

Anuncios
Explore posts in the same categories: Derecho Público, Responsabilidad Civil

Etiquetas: , , , , , , , , ,

You can comment below, or link to this permanent URL from your own site.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: