Links de internet y derechos de autor

En muchos medios de internet se utiliza el remitir a otra publicación en la red mediante un enlace o link, que al pinchar sobre él lleva directamente a la página web donde está el escrito remitido. En este mismo blog lo usamos por ejemplo para dar a conocer un reportaje o noticia que ha sido publicada por un medio on line. Lo mismo se suele hacer con artículos, columnas, entrevistas, recensiones, etc. que se “linkean” desde las redes sociales como twitter o facebook. Hay, además, buscadores o sitios web que se especializan en rastrear contenidos en internet y enlazarlos temáticamente al gusto del usuario (por ejemplo, Google news). Surge, entonces, la cuestión de si esta conducta puede ser considerada una infracción a los derechos de propiedad intelectual que pertenecen al propietario de la web donde originalmente esos textos fueron publicados o al autor de éstos.

El tema ha sido materia de una muy interesante sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea de fecha 13 de febrero de 2014, cuyos criterios podrían ser útiles para juzgar sobre el uso lícito o ilegal de links o enlaces de internet también en nuestro país.

El caso fue básicamente el siguiente: cuatro periodistas, que habían publicado artículos en el diario sueco Göteborgs-Posten tanto en papel como en versión on line, demandaron a la sociedad Retriever Sverige por poner hiperenlances que permitían a sus clientes ir directamente a los textos de los demandantes insertos en la página web del diario. Los periodistas alegaron vulneración de sus derechos de propiedad intelectual. Desechada la demanda por el tribunal de primera instancia, apelaron. El Tribunal de Apelación de Svea, mediante resolución de 18 de septiembre de 2012, requirió, como cuestión prejudicial, un pronunciamiento del Tribunal de Justicia de la Unión Europea acerca de la interpretación que debía hacerse del artículo 3, apartado 1, de la Directiva 2001/29/CE del Parlamento Europeo y del Consejo, de 22 de mayo de 2001, relativa a la armonización de determinados aspectos de los derechos de autor y derechos afines a los derechos de autor en la sociedad de la información. Dicha norma señala textualmente: “Los Estados miembros establecerán en favor de los autores el derecho exclusivo a autorizar o prohibir cualquier comunicación al público de sus obras, por procedimientos alámbricos o inalámbricos, incluida la puesta a disposición del público de sus obras de tal forma que cualquier persona pueda acceder a ellas desde el lugar y en el momento que elija” (art. 3.1).

Partiendo de esta norma, el Tribunal sienta como premisa del fallo la regla general de que “todo acto de comunicación al público de una obra debe ser autorizado por el titular de los derechos de autor” (nº 15). Luego procede analíticamente a interpretar lo que debe entenderse por “acto de comunicación” y por “al público”. En relación con lo primero, señala que acto de comunicación debe entenderse en forma amplia por lo que no existe duda de que “el hecho de facilitar enlaces sobre los que se puede pulsar y que conducen a obras protegidas debe calificarse de «puesta a disposición» y, en consecuencia, de «acto de comunicación»” (nº 20). En cuanto a la interpretación de “al público” indica que se refiere a un número indeterminado de potenciales destinatarios, lo que implica un número considerable de personas. Resulta obvio que el gestor de una página con enlaces se dirige al conjunto de usuarios potenciales, es decir, a un número indeterminado y considerable de destinatarios y, por lo tanto, habría un acto de comunicación al público.

Pero en este nivel del razonamiento el Tribunal realiza una distinción: ¿debe tratarse del mismo público o de un público distinto? y contesta que debe exigirse que se trate de un nuevo público: “… para poder ser incluida en el concepto de «comunicación al público» -precisa la sentencia–, en el sentido del artículo 3, apartado 1, de la Directiva 2001/29, también es necesario que una comunicación como la controvertida en el litigio principal –que se refiere a las mismas obras que la comunicación inicial y que ha sido realizada a través de Internet como la comunicación inicial, es decir, con la misma técnica,– se dirija a un público nuevo, a saber, un público que no fue tomado en consideración por los titulares de los derechos de autor cuando autorizaron la comunicación inicial al público”.

Como en el caso los artículos de los demandantes estaban publicados en la web del periódico con libre acceso a cualquier persona, los enlaces dirigidos a dichos textos por la web de la empresa demandada están dirigidos al mismo público original que se tuvo en consideración cuando los periodistas autorizaron la comunicación inicial en el sitio del diario. De este modo, se concluye que no hay un nuevo acto de comunicación al público que implique una vulneración a la propiedad intelectual: “el artículo 3, apartado 1, de la Directiva 2001/29 debe interpretarse en el sentido de que no constituye un acto de comunicación al público, a efectos de dicha disposición, la presentación en una página de Internet de enlaces sobre los que se puede pulsar y que conducen a obras que pueden consultarse libremente en otra página de Internet” (nº 32) (Ver texto completo de sentencia).

Aunque la sentencia no considera significativo que al pinchar el enlace se dé la sensación al usuario de que no ha cambiado de página web (que era algo que se alegó por los demandantes), nos parece que, respetando las normas de cita, el sitio que inserta el enlace debería hacer manifiesto que está conduciendo al sitio de otra empresa o institución. Por cierto, también debe respetarse el derecho moral de autor, de modo que ha de constar claramente la paternidad intelectual de la obra enlazada.

La sentencia plantea cuestiones más difíciles de resolver sobre otras formas diversas de enlaces entre contenidos de internet, pero amparándonos en el criterio general que ella ha impuesto nos permitimos remitir al lector de este blog a otros más expertos que analizan con más detalle técnico el caso, lo hacemos mediante los correspondientes enlaces a los blogs de David Maeztu; Andy Ramos y Roberto Yanguas.

Anuncios
Explore posts in the same categories: Derecho Civil, Responsabilidad Civil

Etiquetas: , , , , , ,

You can comment below, or link to this permanent URL from your own site.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: