Polémico comodato: ¿el Huáscar en préstamo al Perú?

El 10 de junio de 2016 un grupo de 50 congresistas peruanos presentaron a la Mesa Directiva del Parlamento una moción por la cual se propone que se pida a la Presidenta de Chile que, con motivo de celebrarse el bicentenario de la independencia del Perú el próximo 28 de julio de 2021, preste temporalmente a esa nación el Buque Monitor Huáscar, actualmente convertido en un museo flotante fondeado en la bahía del puerto de Talcahuano. El texto de la moción decía: “Que, con motivo de estar próximo a celebrarse el Bicentenario de la Independencia del Perú, solicitar al Gobierno de Chile, representado por la Señora Presidenta, doctora Verónica Michelle Bachelet Jeria, autorice la visita del monitor ‘Huáscar’ desde la ciudad de Talcahuano – Concepción, República de Chile al puerto de Paracas, provincia de Pisco, región Ica, República del Perú, por un periodo de 90 días, a fin de recibir los honores de este Poder del Estado y del pueblo peruano en tan importante acontecimiento, reconociendo con este acto la fortaleza de paz e integración de nuestros países hermanos. Remítase la presente Moción de Orden del Día al Señor Presidente de la República del Perú, a fin que conforme a sus atribuciones constitucionales, disponga de las gestiones que tengan que realizarse para el cumplimiento de lo solicitado por este Poder del Estado, conforme a la respuesta que nos otorgue la Presidenta de la hermana República de Chile” (Ver texto completo).

Como se sabe, la célebre nave se armó en Inglaterra por encargo del Perú y se incorporó a su Marina de Guerra en 1866. Al explotar la Guerra del Pacífico que enfrentó a Chile contra Perú y Bolivia, el Huáscar al mando del almirante Miguel Grau se dirigió al sur y al encontrarse con la Esmeralda la hundió haciendo uso de su espolón de acero. En su cubierta murió el mayor héroe de las glorias navales chileno, Arturo Prat. Finalmente, en el combate de Angamos, el 8 de octubre de 1879, el barco fue capturado por la Armada chilena, perdiendo la vida en esa batalla el máximo héroe naval peruano: Miguel Grau. El Huáscar, con ese mismo nombre, se incorporó a la Escuadra chilena y se mantuvo en ella por más de 20 años, hasta que fue dado de baja y, junto con sucesivas reparaciones, se le convirtió en un museo flotante (ver sitio web: http://www.huascar.cl/).

No hay discusión sobre que el Estado de Chile adquirió la nave conforme al Derecho internacional entonces vigente, y de acuerdo con el Código Civil chileno. El modo de adquirir fue una de las modalidades de ocupación, que la doctrina denomina “captura bélica”, y que está regulada en el art. 640 de dicho Código: “El Estado se hace dueño de todas las propiedades que se toman en guerra de nación a nación…”. Si los bienes ocupados son inmuebles se habla de “conquista”, mientras que para los muebles se usa la palabra “botín” o “presa”, siendo esta última denominación la que se aplica a las naves enemigas capturadas en guerra.

El Huáscar, por tanto, desde el 8 de octubre de 1879, en cuanto nave apresada en guerra de nación a nación, es un bien mueble cuya propiedad pertenece al Estado de Chile. El que esté asignado al uso de la Armada no significa que sea de propiedad de esa institución, ya que, como las demás Fuerzas Armadas chilenas, la Armada es una institución de la administración centralizada del Estado que no goza de personalidad jurídica ni de patrimonio propio.

La cuestión es si puede ser objeto de un comodato en favor de un Estado extranjero aunque sea por un corto tiempo y, en caso afirmativo, quién o quiénes debieran tomar esa decisión.

Si aplicamos el Decreto Supremo Nº 577, de 11 de octubre de 1978, que contiene el Reglamento sobre bienes muebles fiscales, la autoridad que debiera autorizar el comodato es el Jefe del Servicio a cuyo cargo se encuentre el bien objeto del contrato (arts. 18 y 19). La resolución debe indicar claramente la ubicación anterior del bien y aquella a la cual ha sido prestado (art. 20). El comodato debe registrarse en el Inventario del Servicio “señalándose la duración del préstamo” (art. 19). El art. 5 letra f) del Decreto Nº 577 define el comodato o préstamo de uso como “la entrega convencional de una especie mueble que una Unidad Operativa hace a otra de una misma institución o a otro Servicio distinto, para que haga uso gratuito de ella por un período determinado, con cargo de restituirla una vez terminado el uso”. Si el comodato se hace en favor de un servicio público extranjero, estas normas se aplicarán con mayor razón.

Pero el Huáscar no es un buen mueble fiscal cualquiera ya que se le considera un monumento histórico y un museo. En esta última calidad, correspondería aplicar el art. 16 del D.F.L. Nº 5.200, de 1929, sobre bibliotecas, archivos y museos, según el cual “Ningún documento del Archivo Nacional ni objeto alguno de las colecciones de los museos podrá salir de su establecimiento sin previa orden del Presidente de la República, expedida con todos los requisitos legales, para cada caso”.

Además, el Huáscar es reconocido como “monumento histórico”, aunque curiosamente no hemos encontrado un decreto que así lo haya declarado expresamente. En todo caso, cabe en la definición de monumento nacional que da el art. 1º de la ley Nº 17.288, de 1970: “Son monumentos nacionales y quedan bajo la tuición y protección del Estado, los lugares, ruinas, construcciones u objetos de carácter histórico o artístico; […] los monumentos, estatuas, columnas, pirámides, fuentes, placas, coronas, inscripciones y, en general, los objetos que estén destinados a permanecer en un sitio público, con carácter conmemorativo” (énfasis añadido). En principio, los monumentos históricos están bajo la supervigilancia del Consejo de Monumentos Nacionales, de modo que para “remover” los objetos que forman parte de un monumento histórico se necesita la autorización previa del Consejo (art. 11 ley 17.288). Sin embargo, la misma norma señala que “Estarán exentos de esta autorización los préstamos de colecciones o piezas museológicas entre museos o entidades del Estado dependientes de la Dirección de Bibliotecas, Archivos y Museos del Ministerio de Educación Pública” (art. 11 inc. 3º ley 17.288). Nótese que la excepción sólo se aplica a los préstamos entre museos o entidades del Estado; de allí que para un préstamo a un Estado extranjero parece más adecuada la norma del art. 14 de la ley 17.288, que dispone que la exportación de objetos o bienes muebles que tengan el carácter de monumentos históricos queda sujeta a lo dispuesto en el artículo 43 de la ley N°16.441, de 1966, previo informe favorable del Consejo. Por su parte, el art. 43 de la ley Nº 16.441 dispone que “Sólo el Presidente de la República, por decreto fundado, podrá autorizar la extracción, fuera del territorio nacional, de partes de […] monumentos, objetos, piezas, cuadros, libros o documentos privados o públicos que, por su carácter histórico o artístico, deban conservarse en museos o archivos o permanecer en algún sitio público a título conmemorativo o expositivo”. Finalmente, el Presidente de la República por Decreto Supremo Nº 329, de 25 de abril de 1997, delegó esta facultad en el Ministro de Educación, el que puede ejercerla por medio de un decreto suscrito con la fórmula “por orden del Presidente de la República”.

Después de este recorrido debemos concluir que un eventual comodato del Huáscar al Perú debería contar primero con la autorización del Comandante en Jefe de la Armada, en cuanto jefe del servicio, con el informe favorable del Consejo de Monumentos Nacionales, y con un decreto fundado de la Presidente de la República. Este último podría reemplazarse por un decreto de la Ministra de Educación emitido bajo la fórmula “por orden del Presidente de la República”.

En Chile las reacciones frente a la presentación de la moción de los congresistas fueron categóricamente negativas. Por nuestra parte, pensamos que aceptar esa petición, siempre que se resguarde la integridad de la nave y su retorno, sería un bonito gesto de hermandad y reconciliación, parecidos a los que son normales entre las naciones europeas que han tenido guerras mucho más traumáticas y sangrientas que la nuestra.

En todo caso, pareciera que la iniciativa no llegará ni siquiera a aprobarse por el Congreso del Perú, ya que altas autoridades peruanas se han manifestados contrarias a ella y varios de los 50 congresistas que la suscribieron han procedido a retirar sus firmas. La misma Ministra de Relaciones Exteriores de dicho país, Ana María Sánchez, declaró que pedir el regreso de la nave le parecía desacertado.

El Monitor Huáscar tendrá que seguir esperando una mejor época para surcar nuevamente las aguas del mar de Grau.

Explore posts in the same categories: Contratos, Derecho Civil, Derecho Público

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , ,

You can comment below, or link to this permanent URL from your own site.

4 comentarios en “Polémico comodato: ¿el Huáscar en préstamo al Perú?”

  1. Victor Herrada Says:

    Excelente comentario, Dr. Corral. Le saluda un profesor peruano de la Universidad de Piura, Perú, que tuvo la fortuna de tenerlo a usted como profesor en la Maestría de Derecho de la Empresa en esa casa de estudios (año 2013). Un fuerte abrazo.

    • hcorralt Says:

      Fue una visita memorable. Justamente en Piura tuve la suerte de visitar la casa del gran almirante Grau. Muchas gracias por su comentario tan estimulante.


  2. Primero decir que me encanto el artículo, su ejercicio histórico y de archivo. Solo decir que considerando el carácter sumiso de las FFAA , considero que esta decisión es netamente presidencial, claro, respetando los conductos regulares.

    Y añadir que en lo personal soy contrario al concepto de “Botín de guerra” ya que es madre de muchas injusticias… mas, asumiendo la realidad imperante, opino que como bien concluye acertadamente su artículo, hubiese sido un gran gesto de hermandad y gallardía de parte del actual gobierno.

    Saludos!


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: