Del “Alessandri-Somarriva” al “Vodanovic Haklicka”

Estando en los inicios de un nuevo año académico en las Facultades de Derecho del país, los profesores y alumnos nos preocupamos de los textos, tratados y manuales que sirven para auxiliar el aprendizaje. En nuestro caso, de aquellos que versan sobre el Derecho Civil.

Es usual entre los alumnos e incluso entre profesores y autores hablar o citar el Curso o Tratado de Derecho Civil de “Alessandri-Somarriva”. En el último tiempo, dada las ediciones más actualizadas de la obra se le cita como Alessandri, Somarriva y Vodanovic. Pero nos parece que esta forma de alusión es incorrecta e injusta con la figura y personalidad de uno de nuestros juristas más eminentes, y al mismo tiempo más desconocidos e enigmáticos de nuestro medio: Antonio Vodanovic Haklicka (1916- 2005).

De ascendencia croata afincada en Antofagasta, tenemos muy pocos datos de su trayectoria profesional. Según un mito urbano, don Antonio habría sido taquígrafo del Senado, por lo que cuando ya de mayor entró a estudiar derecho en la Universidad de Chile tenía especiales habilidades para tomar apuntes de clases, y al asistir a los cursos de los grandes civilistas de la época como Arturo Alessandri Rodríguez y Manuel Somarriva Undurraga, hizo una refundición de la doctrina de ambos y la ofreció para publicar. La editorial Nascimento tituló la obra como Curso de Derecho Civil de Arturo Alessandri y Manuel Somarriva, y más abajo en letra menor: “versiones de sus clases tomadas por Antonio Vodanovic H.”.

La realidad es que don Antonio nunca fue taquígrafo del Senado (esto fue expresamente desmentido por su sobrino el exsenador Hernán Vodanovic Schnacke en carta a El Mercurio de 13 de septiembre de 2009), pero sí subdirector de la Biblioteca del Congreso Nacional. No tenemos noticias ciertas de cuándo y cómo estudió Derecho. Tampoco sabemos si consiguió el título de abogado (Fernando Fueyo lo niega). Es claro sin embargo que fue él quien redactó la obra, como queda de manifiesto en el prefacio del primer tomo de la primera edición fechado el 1º de junio de 1939, donde después de apuntar que el Curso está “basado en las explicaciones de los profesores de la Universidad de Chile señores Arturo Alessandri Rodríguez y Manuel Somarriva Undurraga”, aclara que, si bien “las enseñanzas de los mencionados maestros ha sido la fuente primera del trabajo que presentamos”, no se trata “de simples versiones taquigráficas recopiladas con cierto método” y que “hemos preferido disponer del material como debe hacerse en una obra escrita, que, por cierto, difiere de la exposición oral”. Deja constancia igualmente de una “pequeña” investigación personal para incorporar “leyes recientes y doctrinas novísimas que los distinguidos catedráticos no tuvieron ocasión de pasar”. Igualmente, señala que “especial cuidado hemos tenido en considerar la jurisprudencia”. Esta primera edición se compone de cuatro volúmenes, que abordan la parte general, los bienes, las obligaciones y las fuentes de las obligaciones, y que salen entre 1939 y 1942, recibiendo una gran acogida por el público a la que estaba dirigida.

En la segunda edición, otro prefacio de Vodanovic, fechado el 15 de agosto de 1944, ya no menciona a Alessandri y Somarriva, si bien agradece la acogida de la obra por “los estudiosos de toda América”, que determinó que se agotara la primera edición en cuatro años. El autor da cuenta de que la edición ha sido puesta al día y que “la hemos revisado cuidadosamente”. Deja constancia además que la obra se ha ajustado al programa aprobado por la Facultad de Ciencias Jurídicas y Sociales el 17 de noviembre de 1943.

La competencia y habilidades de Antonio Vodanovic ya habían quedado patentes con la publicación, por la Imprenta “El esfuerzo”, en 1937, de su memoria de prueba, titulada “De la sucesión por causa de muerte y de las donaciones entre vivos”. Se trata de una obra planeada en tres tomos, porque en su portada se señala en forma clara que se trata del tomo I. El informe de Luis Barriga Errázuriz, Director del Seminario de Derecho Privado, fechado el 5 de diciembre de 1937, elogia la memoria: hace ver que no se trata de una “mera adaptación de lo explicado en las clases de Derecho Civil”, si no que el autor “ha realizado una labor personal de investigación en las obras de los tratadistas extranjeros y en lo escrito entre nosotros sobre la materia estudiada”. Señala, igualmente, que “la claridad de la exposición y lo eficiente del contenido son factores que contribuyen a destacar en forma sobresaliente, la obra en examen, que ha sido controlada por el infrascrito”. Curiosamente, la continuación de la obra la hizo Manuel Somarriva, con otro libro del mismo título publicado esta vez por la editorial Nascimento, en 1938, y en la que se señala que es “completación de la obra de Antonio Vodanovic H.”.

En 1976, Fernando Fueyo Laneri en una revisión de la literatura del Derecho chileno destaca el Curso de Derecho Civil y señala que ha tenido una difusión extraordinaria, “tanto en Chile como en el exterior, principalmente en los países que dan al Océano Pacífico y que hayan seguido nuestro Código” (“La ciencia del Derecho en el último siglo: Chile”, en M. Rotondi (dir.), Inchieste di Diritto Comparato 6, La scienza del diritto nell’ultimo secolo, Cedam, Padova, 1976, pp. 199-200). Agrega que “Es muy apreciada y conocida por ‘El Alessandri’” (p. 200) y que “Ha representado, por lo demás, una excelente síntesis razonada y comparada de la doctrina chilena en materia civil” (p. 200). Sobre los autores, señala que “la ausencia de un Prólogo o Explicación, propio de obras completas que abarcan todo un sistema, con el agregado que en ésta figuran tres personas deja en suspenso la precisión de lo que pertenece a cada cual” (p. 199). Sobre Vodanovic informa que “no ha ejercido docencia alguna en la Universidad y, al igual de Bello, no tiene el título de abogado, al menos hasta el momento” (p. 200).

En las sucesivas ediciones, el Curso de Derecho Civil se divide en tratados que aparecen de manera autónoma ahora editados por la Editorial Jurídica de Chile: en 1993 se publica el Tratado de los Derechos Reales, en dos tomos; en 1998, sale a la luz el Tratado de Derecho Civil: Partes preliminar y general, también en dos tomos; en 2001 se publica el Tratado de las obligaciones, en tres tomos. En todas estas ediciones las portadas colocan a Vodanovic como si fuera un tercer autor, después de Alessandri y Somarriva. Esta determinación la explica el mismo don Antonio en un breve prefasio al Tratado de Derecho Civil de 1998: parte por reconocer que se trata de una obra que él mismo ha ampliado y renovado por más de medio siglo y que “su edición actual, comparada con la primera, es sin duda una obra nueva”. Pero como, sostiene, “algunas explicaciones por haber conservado su lozanía, han permanecido inalterables” y ellas “corresponden a ciertas lecciones de los sabios e inolvidables maestros Arturo Alessandri Rodríguez y Manuel Somarriva Undurraga”, aunque “no son muchas” bastan a su juicio “para mantener preeminentemente los nombres de esos ilustres civilistas en el frontis” del libro.

Esta decisión, que podría ser elogiada por la modestia de Vodanovic, ha contribuido más aún a la confusión existente sobre la autoría de la obra y de la doctrina que ella contiene. Ya en ediciones anteriores la atribución de las ideas de esta obra a Alessandri y Somarriva era equivocada, con mayor razón ahora que el mismo Vodanovic reconoce que estamos ante una obra nueva, no puede imputarse su contenido a los dos grandes civilistas ni siquiera como coautores de Vodanovic.

¿Cuál fue la razón por la que Vodanovic editó su obra como si fuera de Alessandri y Somarriva? Pareciera que se trató nada más que de una especie de estrategia comercial ideada conjuntamente con don Carlos Georges Nascimento, el dueño de la editorial que la publicó en 1939. Un indicio de esto se encuentra en una nota de prensa del poeta antofagastino Andrés Sabella, que fue condiscípulo de Vodanovic en el Colegio San Luis de Antofagasta, y que le mantuvo especial afecto y admiración. En ella recuerda Sabella que “Vodanovic H. viajó a Santiago para estudiar Leyes. A poco de frecuentar la universidad, advirtió que los alumnos ‘tomaban’ apuntes en clases, desatendiendo la clase viva del profesor. Hombre de ingenio rápido, ideó ‘sacar apuntes’ por su cuenta, organizando, habilidosamente, una empresa, que no tardó en convertirse en fuente de sabidurías jurídicas y de ingresos notables para Antuco y para don Carlos Georges Nascimento, que se convirtió en su editor” (Sabella, Andrés, “Antonio Vodanovic H.”, en El Mercurio de Calama 1969, disponible http://www.bibliotecanacionaldigital.cl/bnd/628/w3-article-241606.html). De hecho, antes que el Curso de Derecho Civil, Vodanovic había publicado sus apuntes de Derecho Procesal tomados de las clases de don Fernando Alessandri, pero dejando constancia que su redacción había sido aprobada por el autor.

Seguramente en las reuniones con don Carlos Nascimento surgió la idea de publicar el Curso de Derecho Civil de Vodanovic como si fuera una obra que reunía las explicaciones tanto de Alessandri como de Somarriva, no obstante que ambos profesores, si bien fueron contemporáneos (Alessandri 1895-1970, profesor entre 1919-1943; Somarriva: 1905-1988, profesor entre 1931 y 1955) jamás dieron clases en conjunto ni tampoco consta que fueran especialmente amigos como para haber colaborado en una obra colectiva.

La alusión a sus clases, después transformada en triple coautoría, es inexacta. Para bien o para mal, la doctrina que contienen estas obras debe ser atribuida exclusivamente a don Antonio Vodanovic Haklicka, y no a Alessandri Rodríguez ni a Somarriva Undurraga.

Además de lo ya dicho, para abonar esta afirmación, pueden tenerse en cuenta los siguientes hechos:

1º) Desde la primera edición, el supuesto “redactor” en ciertas ocasiones menciona expresamente que determinada doctrina u opinión pertenece a Alessandri. Si todo el libro fuera de Alessandri este tipo de atribuciones no tendría sentido.

2º) El mismo Vodanovic escribió apuntes de clases, pero constando con la aprobación del profesor que las dictó, y en tal caso así se hizo constar en las portadas y en las primeras páginas de esas obras. Por ejemplo, los libros de Derecho Procesal aparecidos en la década de los ’30 del siglo pasado, también redactados por Vodanovic, dejan constancia desde la portada que su contenido que fue revisado y aprobado por Fernando Alessandri. Es más, existe una pequeña obra sobre la prelación de créditos, también editada por Nascimento, en la que la autoría está completamente atribuida a Arturo Alessandri Rodríguez, y se indica con letra menor que se trata de apuntes tomados por Antonio Vodanovic Halicka (Nascimento, 1940).

3º) Arturo Alessandri en sus libros publicados con posterioridad a la primera edición del Curso, no lo cita como obra suya. Así sucede en la bibliografía de su De la responsabilidad extracontractual en el Derecho Civil chileno, editada por Editorial Universitaria en 1943 (en cambio cita la obra de Fernando Alessandri, Curso de Derecho Procesal, segunda edición redactada y actualizada también por Vodanovic, aunque revisada por el autor, de 1936).

4º) La obra cumbre del hijo de Alessandri Rodríguez, Arturo Alessandri Besa, sobre la nulidad y la rescisión en el Derecho Civil chileno, editada en 1949 por Editorial Universitaria, tampoco cita el Curso como si fuera de su padre, sino como “Vodanovic, Antonio, Curso de Derecho Civil, 4 tomos, basados en las explicaciones de clases de los profesores Arturo Alessandri y Manuel Somarriva. Editorial Nascimento. Santiago de Chile, 1939, 1940, 1941 y 1942” (p. XV).

5º) El mismo Antonio Vodanovic, esta vez como autor único, editó unos compendios del Curso en dos volúmenes relativos a la Parte preliminar y general del Derecho Civil, con el título de “Manual”, en 1996, 2001, 2003 y 2006, por la editorial Conosur y luego LexisNexis. Un simple cotejo del contenido entre el Manual y el Curso o Tratado lleva a la conclusión de que es una sola pluma la que escribe, y que no puede ser más que la de Antonio Vodanovic.

Es curioso observar lo que señala Somarriva en el prefacio a la primera edición (1954) de su libro sobre Sucesiones, que fue redactado sobre la base de los apuntes de clases tomados por René Abeliuk. Señala que se ha decidido a autorizar su publicación después de comprobar que se trataba de un trabajo serio y fiel a sus ideas; y agrega: “Debemos confesar que teníamos cierto temor al dar este paso. Quizás contribuía a ello lo que siempre le hemos escuchado a un distinguido profesor: ‘Yo no tengo más hijos que los que engendro y no los que me atribuyen’, queriendo con ello significar que sólo se hacía responsable de las obras escritas bajo su firma, pero no de los apuntes sobre sus clases que circulan”. Es posible que aquí haya una declaración indirecta e implícita por la que Somarriva desconoce el Curso de Derecho Civil de Vodanovic como un hijo que se la ha atribuido sin haberlo engendrado.

Lamentablemente, la Editorial Ediciones Jurídicas de Santiago, que con autorización de los herederos de don Antonio, ha reimpreso entre 2015 y 2016 los tres Tratados: Partes Preliminar y General (2015), Derechos Reales (2016) y Obligaciones (2016), ha reincidido en el error de atribuirlas también en coautoría a Alessandri Rodríguez y Somarriva Undurraga.

En suma, pensamos que se haría un favor a la rigurosidad de las citas doctrinales en Derecho Civil si se citaran esas obras como “Vodanovic Haklicka, Antonio, Tratado de Derecho Civil: Partes preliminar y general [basado en las explicaciones de clases de Arturo Alessandri y Manuel Somarriva], Ediciones Jurídicas de Santiago, reimp. 2015”, y así para el Tratado de los Derechos Reales y de las Obligaciones.

Dejando la referencia a las clases en el título, entre corchetes, se mantiene la idea original del autor, pero sin atribuir la doctrina contenida en el libro a ninguno de los dos grandes civilistas. Al mismo tiempo, se reivindica la labor como jurista de don Antonio Vodanovic, que sin duda, por esta y por otras obras menos conocidas (por ejemplo, su labor como redactor del Repertorio de Legislación y Jurisprudencia. Código Civil), debiera ocupar un lugar de honor en la dogmática civilista chilena.

Anuncios
Explore posts in the same categories: Abogados, Derecho Civil

Etiquetas: , , , , , , , , , , ,

You can comment below, or link to this permanent URL from your own site.

6 comentarios en “Del “Alessandri-Somarriva” al “Vodanovic Haklicka””


  1. Un amigo cercano a Antonio Vodanovic me confesó en una oportunidad que, quien fuera autor del famoso Curso de Derecho Civil, no se tituló de abogado.
    También, a modo de anécdota, me exhibió algunos libros que habrían pertenecido a la biblioteca particular de don Antonio (quién tenía acceso a la basta bibliografía disponible en BCN), todos los cuáles presentaban un rasgo común: los cuadernillos los separaba del lomo como si cada uno de ellos se tratara de una obra separada (debo confesar que jamás había visto tal nivel de cercenamiento de un libro).
    Saludos.

  2. Cristian Says:

    Un texto que fue una gran ayuda para entender la teoría de la causa del acto jurídico, sobre todo para quienes teníamos derecho civil desde el primer año de universidad.
    Respecto a la época en que estudió derecho Vodanovic, si nació en 1916 y su memoria fue publicada en 1937, creo que tenemos que convenir que tan mayor no era cuando cursó sus estudios, sin perjuicio de que la esperanza de vida por esos años haya sido significativamente inferior a la actual.
    Excelente columna.
    Saludos,


  3. Su tesis es estrambótica señor, es bien sabido que las obras de Alessandri fueron primero, luego se añadieron las de Somarriva, todas en versión taquigráfica, de tal forma que es una especie de “amalgama” editorial. Por ejemplo, el señor Onias León fue el primero taquágrafo de la obra Bienes.

    • hcorralt Says:

      Estimado, me gustaría que me diera antecedentes de lo que usted considera que “es bien sabido”. Onías León efectivamente es autor de apuntes de Alessandri, así como existen otros de los demás cursos, pero nada indica que sea el predecesor del curso que Vodanovic atribuyó a Alessandri y Somarriva.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.


A %d blogueros les gusta esto: